Los datos crean valor para la empresa de suministro, los usuarios y la ciudad

Lectura remota de contadores, Digitalización, Infraestructura de lectura automática de contadores

Mediante el uso de valores horarios de los contadores inteligentes para optimizar sus operaciones y su negocio, en Næstved District Heating han reducido la temperatura de impulsión 10 grados, la temperatura de retorno 5 grados y las pérdidas en las tuberías un 8 %. En la empresa de suministro esperan seguir viendo resultados incluso mejores pese al hecho de que su análisis financiero inicial no incluyera el valor de los datos.

Næstved District Heating fue uno de los primeros proveedores de calefacción urbana de Dinamarca en contar con un sistema de lectura remota de contadores. Sin embargo, el sistema era inestable, propenso a los errores, y los datos se utilizaban únicamente para facturación. "Habíamos dedicado todo el tiempo a poner en funcionamiento el sistema en lugar de utilizar los datos para la optimización", explica Jens Andersen, CEO de Næstved District Heating. En 2014, cuando la empresa se enfrentó a la situación de tener que sustituir gran parte de los contadores, calcularon los costes a 12 años de seguir con los contadores antiguos en comparación con invertir en tecnología nueva y sustituir todos los contadores. "El análisis financiero fue muy positivo". 

Un análisis financiero firme

Eligieron a Kamstrup como proveedor por diversos motivos. "Durante un periodo de 12 años, que es la vida útil de la batería, y con la reverificación de los contadores, la solución de Kamstrup ofrecía el TCO más bajo. Y si deseásemos ampliar la solución, Kamstrup sería el socio ideal para nosotros", admite Arne Ulstrup, gestor de clientes y responsable del parque de contadores. El primer contador nuevo se instaló en agosto de 2015, y el último tan solo menos de 10 meses después. Fue una elección consciente para garantizar que la empresa de suministro pudiera empezar rápidamente a poner en práctica el análisis financiero, que en un principio no incluía las ventajas de la optimización a través de los datos, según Jens Andersen.

"El análisis financiero se basaba únicamente en el hardware y el mantenimiento de la infraestructura. No habíamos tenido en cuenta los beneficios de trabajar con nuestros datos". A la empresa de suministro le resultó complicado ponerle cifras al valor de los datos. "Lo que podíamos cuantificar económicamente era el hardware y todo el tiempo que sabíamos que pasábamos corrigiendo errores". Sin embargo, no tenían ninguna duda de que unos datos más frecuentes les facilitarían un mejor aprovechamiento de sus recursos: "Nuestro mantra es: ’Datos precisos y a tiempo’. Porque sin ellos, no podemos tomar las decisiones adecuadas".

Los resultados de trabajar con datos

El operador de la caldera del edificio

Más o menos al tiempo que se implementaron los contadores nuevos, en Næstved District Heating lanzaron un plan de contratación que permitía a los clientes alquilar una unidad de calefacción urbana con servicio incluido. Esto requería de un cambio en las competencias del departamento de atención al cliente. "Empezamos a invertir el tiempo de forma distinta y de repente conseguimos acercarnos mucho a nuestros clientes. El resultado fue en parte un remplazo de competencias y en parte la asignación de recursos adicionales", declara Jens Andersen.

La empresa de suministro actualmente tiene en propiedad 2.000 instalaciones y tienen la intención de ser propietaria de todas las instalaciones de la red dentro de 10 años. Arne Ulstrup calcula que el 75 % de los equipamientos de la infraestructura anterior requería una optimización, pero no existía demanda para ello. "Si podemos utilizar los datos para dedicarnos a los clientes con el rendimiento de refrigeración más pobre de la red de distribución, podemos operar con más eficiencia. Esto genera valor para nosotros, para los clientes y para la ciudad de Næstved".

Actualmente hay 2½ empleados que se encargan de la optimización energética de la unidad de calefacción urbana de cada uno de los clientes, basándose en una ficha diaria en la que aparece el índice de carga. "Nuestros coches andan por la ciudad todo el tiempo, porque salimos a hacer mejoras y ajustes y a asesorar a nuestros clientes en cuanto a sus opciones y nuestro plan de alquiler. De esta forma, nos responsabilizamos y básicamente nos convertimos en el operador de la caldera del edificio". Según Jens Andersen, este esfuerzo tiene tres resultados: "El cliente evita la tarifa motivacional, y nosotros reducimos las pérdidas en las tuberías. Pero la ventaja más importante es el gran crecimiento de la capacidad de la red de distribución. Resumiendo: podemos tener más clientes sin tener que realizar ampliaciones en nuestras tuberías principales". 

Solo es el principio

Basándose en datos de medición más frecuentes, en Næstved District Heating han obtenido unos resultados claros. "Hemos reducido la temperatura de retorno 5 grados y, durante largos periodos del año, hemos reducido la temperatura de impulsión hasta 10 grados. Por eso, ya hemos conseguido reducir las pérdidas en las tuberías un 8 %, y esperamos alcanzar una reducción del 10 %. Además, muchos de nuestros clientes han conseguido un ahorro de hasta el 10 % en su factura de calefacción", afirma Jens Andersen.

El ahorro económico derivado de la optimización de las operaciones también ha tenido un gran impacto en la empresa de suministro. "Actualmente, ninguno de nuestros clientes obtiene más de 75 grados, por lo que utilizamos muchos menos metros cúbicos de agua. Además, una reducción de las pérdidas en las tuberías del 10 % representa un coste anual de 135.000 EUR sin siquiera tocar los activos subterráneos. Todo se genera automáticamente gracias a la reducción de la temperatura. Y no hemos hecho más que empezar". Además de los 10 puntos de medición de la temperatura que tienen en la red de distribución, actualmente están integrando 50 contadores prioritarios que ofrecen datos cada 96 segundos. En el sistema SRO, pueden garantizar una gestión aún mejor de la temperatura y el caudal de la red de distribución y mejorar la eficiencia energética.

Además, en la empresa de suministro esperan ahorrar una suma global de entre 135.000 EUR y 200.000 EUR como resultado del ahorro energético. "No hemos hecho los cálculos definitivos, pero basándonos en los resultados obtenidos hasta el momento, el análisis financiero es incluso mejor de lo esperado". 

"Actualmente analizamos los datos y comparamos las tuberías de 50 años de antigüedad con las que tienen 20 años menos y no vemos un aumento en la pérdida de calor. Basándonos en eso, hemos podido posponer la sustitución de un montón de tuberías de servicio que teníamos previsto reemplazar. De esta forma, podemos emplear nuestros recursos en áreas donde son más importantes".

Jens Andersen, CEO de Næstved District Heating

Cada día un poco mejor

El esfuerzo por garantizar que los clientes obtienen exactamente la temperatura que necesitan está rompiendo con ese principio sagrado de "mejor prevenir que curar". "Sabemos que la fiabilidad del suministro es lo más importante para el 90 % de nuestros clientes. Es algo que debemos respetar. Pero también tenemos que intentar cada día hacer las cosas un poco mejor que antes", admite Jens Andersen.

La misma ambición es aplicable al mantenimiento de la red de distribución, que antes se basaba principalmente en la antigüedad. "Actualmente analizamos nuestros datos de medición y, cuando comparamos las acometidas de 50 años de antigüedad con las que tienen 20 años menos, no vemos que pierdan más calor. Esto nos permitió posponer la sustitución de varias acometidas y emplear esos recursos en otras áreas". Basándose en los datos de los contadores la empresa también ha reducido el número de derivaciones en la red de 131 a 10.

"No vendemos calefacción urbana"

En un momento en que las bombas de calefacción individuales están accediendo a muchos hogares, en Næstved District Heating no están preocupados, sino que además están trabajando activamente para cambiar la reputación que la calefacción urbana tiene por ser invisible. "Hace ya 8 años que eliminamos la conexión obligatoria. Vendemos la calefacción urbana en áreas nuevas basándonos en el hecho de que ofrecemos la solución completa, incluyendo el alquiler de la unidad y el servicio". Según Jens Andersen, todo se reduce al perfil de riesgo que han elegido. "Tenemos que tener el coraje de entablar una conversación directa con nuestros clientes. Pueden retirar sus unidades en cualquier momento. Ese es el riesgo que corremos. Pero no hacer nada también supone un riesgo. Tenemos que cumplir con los estándares de fiabilidad del suministro. Sin embargo, si queremos seguir siendo competitivos, tenemos que ofrecer otros servicios también. No vendemos calefacción urbana. Vendemos confort y comodidad".

Sobre Næstved District Heating

Longitud de la red
Næstved District Heating gestiona y mantiene una red de distribución de aproximadamente 150 km de tuberías.

Contadores
5.200 contadores inteligentes en la red, que suministran datos 365 días al año ofreciendo a la empresa de suministro la oportunidad de optimizar sus operaciones.

Soluciones
Contadores de calefacción con lectura en red READy Wireless M-Bus, lo que garantiza el suministro de datos frecuentes desde los contadores inteligentes

Puede que también le interese…