Un 70 % menos de ubicaciones de antenas

 

DIN Forsyning, Dinamarca

Con el nuevo método de lectura de contadores linkIQ®, DIN Forsyning pudo reducir significativamente el número de ubicaciones de antenas en Esbjerg. La prueba de campo cumplió con las altas expectativas de la empresa de suministro y abrió el camino para rutinas de trabajo más sencillas, un mejor servicio de atención al cliente y una mayor eficiencia de la empresa de suministro.

 
 
Durante el verano de 2019, cuando en DIN Forsyning se enfrentaban al desafío de optimizar su sistema de lectura de contadores en la ciudad de Esbjerg, aprovecharon la oportunidad cuando Kamstrup les propuso que probaran un método de lectura de contadores completamente nuevo. Esta empresa de suministro del Oeste de Jutlandia tenía diversos contadores cuya lectura no podía realizarse con la solución que tenían. “Nuestro objetivo es capturar todos los datos a través de la lectura remota. Si hay demasiados contadores en el área a la que no podemos acceder, tenemos que pensar qué podemos hacer”, explica Keld Jensen, Director de operaciones. 
El uso del nuevo método de lectura de contadores linkIQ® de Kamstrup exigiría tener un 70 % menos de ubicaciones de antenas para la lectura de los contadores incluidos en el proyecto, en comparación con una red convencional basada en el estándar Wireless M-Bus. En consecuencia, se llevó a cabo una prueba de campo para confirmar el rendimiento mejorado del nuevo método.
 

"Me llevé una sorpresa positiva. Una gran sorpresa. Instalamos contadores en instalaciones en las que prácticamente no podíamos obtener datos utilizando el método de lectura de contadores drive-by, independientemente de dónde nos detuviéramos, y tampoco con antenas en pozos. Sin embargo, con linkIQ®, obteníamos los datos en todo momento.

Keld Jensen, Director de operaciones, DIN Forsyning

Rutinas de trabajo más sencillas y servicio mejorado

 

Hoy en día, DIN Forsyning cuenta con diversos contadores y distintos sistemas debido en parte a la fusión de varias empresas diferentes y porque existen diferencias significativas en el área de suministro “Hay hormigón por todas partes en Esbjerg. Hay grandes barrios residenciales de viviendas unifamiliares en los pueblos más pequeños, campos con colinas y valles y largas distancias entre vecinos. Esto exige el uso de distintos tipos de lectura remota”, explica Keld Jensen. Actualmente hay varios tipos de contadores con su propio sistema, pero la empresa de suministro está trabajando para recopilar todos los datos entrantes de Kamstrup en un solo sistema, eliminando así la necesidad de tener varias interfaces de usuario diferentes.

Los factores que tuvo en cuenta la empresa de suministro incluyeron la oportunidad de encontrar una solución para el desafío al que se enfrentaba en ese momento su servicio de atención al cliente, que dependía en parte del tipo de contador, así como de la generación y del software del contador que tuviera cada cliente. Por ejemplo, esto servía como referencia para las tarifas. “Nuestros clientes utilizan más de 20 menús e interfaces de usuario diferentes y eso es un problema. Por eso, cuanto más uniformes sean las cosas, más fácil será asesorar a los clientes”. También se consideró el mantenimiento, ya que para esta empresa de suministro es importante limitar la mano de obra empleada en el servicio y las reparaciones.

 

Las ventajas que obtiene Din Forsyning del uso de linkIQ®

 

El enfoque de prueba estructurado garantiza el aprendizaje

 

Desde el principio, hubo grandes expectativas con la prueba. “Teníamos grandes expectativas con la potencia de transmisión. La lectura de los contadores que tenemos, que están ubicados en pozos o en el fondo de armarios, cuartos de servicio o sótanos, tiene que realizarse sin que tengamos acudir al lugar e instalar antenas adicionales. Y tener contacto con los contadores solo cuando el viento sopla en la dirección correcta con buen tiempo no es la solución”, admite Keld Jensen.

La prueba de campo duró dos meses y cubrió tres ubicaciones de antenas y 50 contadores, de los cuales 34 se instalaron alternativamente en las casas de aproximadamente 90 empleados de DIN Forsyning con el fin de probar diferentes escenarios. Todos los participantes completaron un formulario describiendo el tipo de casa en la que vivían, el año en que se construyó la casa, en qué habitación estaba ubicado el contador, si había ventanas, etc. Esta información se usó para construir una imagen precisa de las diferentes condiciones bajo las que se efectuó la prueba. Para desafiar la señal de radio, la empresa de suministro también utilizó una serie de ubicaciones en las que se sabía por experiencia que era difícil recuperar los datos.

 

Un alcance de 7 km

Según Keld Jensen, los resultados de la prueba de campo superaron las expectativas, especialmente debido a las desafiantes ubicaciones de algunos de los contadores y porque básicamente podía realizarse la lectura de todos los contadores sin el uso de antenas adicionales. "Me llevé una sorpresa positiva. Una gran sorpresa. Instalamos contadores en instalaciones en las que prácticamente no podíamos obtener datos utilizando el método de lectura de contadores drive-by, independientemente de dónde nos detuviéramos, y tampoco con antenas en pozos. Sin embargo, con linkIQ®, obteníamos los datos en todo momento. Y en el sótano de dos pisos del hospital de Esbjerg, donde todos los intentos por comunicar equipos vía radio habían fallado, los contadores recogieron datos utilizando linkIQ® y sin antenas. 

La lectura de los contadores se realizaba a distancias de hasta 7 km y, sobre la base de los resultados positivos, en DIN Forsyning decidieron instalar el sistema en los ocho sitios restantes, una decisión que ha generado importantes ahorros. “Con linkIQ®, necesitamos utilizar muchas menos ubicaciones de antenas en la ciudad. Esto es significativo en términos de compra, pero también en lo que se refiere al servicio y mantenimiento posteriores y, sobre todo, para los costes anuales de alquiler para los muchos edificios en los que se encuentran nuestras antenas”, explica Keld Jensen.

La nueva red también permite ahorrar dinero, ya que puede recibir datos de varios de los contadores existentes de DIN Forsyning. “Muchos de nuestros contadores existentes también envían datos a través de la nueva red, lo cual es una gran ventaja porque significa que evitamos tener que sustituir toda la red de contadores. Además es un sistema más robusto, con menos fallos potenciales”.

 

Sobre la solución

 
Kamstrup desarrolló linkIQ® con el fin de proporcionar comunicación inalámbrica a través de una red fija, lo que se utiliza para la lectura remota de contadores de agua y contadores de calefacción inteligentes. LinkIQ® está diseñado con el objetivo de crear una red robusta de largo alcance y con pocos componentes, capaz de suministrar la cantidad de datos que requieren las empresas de suministro modernas.
 

Nos impulsa la eficiencia

 

Esta no es la primera vez que en DIN Forsyning han estado entre los primeros en probar algo nuevo. Esta empresa de suministro ha experimentado un desarrollo impresionante desde hace muchos años; desde la lectura principalmente manual de los contadores, utilizando miles de tarjetas de lectura de contadores escritas a mano, hasta la lectura a través de camiones recolectores de basura, para posteriormente pasar a ser una de las primeras empresas de suministro en usar una red de radio, y ahora usar una tecnología de lectura de contadores completamente nueva. 

“Debemos administrar el dinero de los clientes de la mejor manera posible, por lo que siempre estamos intentando ver si podemos hacer una inversión hoy que permita ahorrar dinero dentro de un par de años. Pero es la eficiencia lo que nos impulsa. Si un sistema completamente nuevo puede hacer todo tipo de cosas pero exige que sustituyamos todos nuestros contadores otra vez o que empleemos a tres personas más, entonces no tiene sentido”, declara Keld Jensen.   

Según Keld Jensen, el proyecto de linkIQ® ha demostrado la importancia de elegir al socio adecuado, especialmente cuando se hace algo nuevo. “Nuestra colaboración con Kamstrup ha sido excelente. Lógicamente, hubo momentos en los que no estuvimos de acuerdo o en los que la prueba mostró algo diferente de lo que esperábamos; es lo que ocurre con las cosas que son completamente nuevas. Pero lo hablamos y resolvimos los problemas”. 

DIN Forsyning tiene grandes planes para los datos de los contadores una vez que se haya llevado a cabo el despliegue completo del sistema, en beneficio tanto de la empresa de suministro como de los clientes. “Queremos ver cómo podemos usar los datos para asegurar nuestra red y rastrear las fugas y cómo podemos enviar alarmas de fugas desde los contadores a los clientes. También queremos poder mostrar más datos de medición en nuestro portal para clientes, para poder asesorar a los clientes sobre el consumo y la optimización de forma más individualizada. Hay multitud de opciones”, admite Keld Jensen.

 

Es posible que también le interese…