Lectura remota para mantener la seguridad de los empleados

Lectura de contadores remota, mayor seguridad, eficiencia operativa

Un reciente proyecto piloto ha ayudado a la empresa de suministro de agua Vitens a garantizar la seguridad de su personal de campo cuando tienen que realizar la lectura de contadores de agua en ubicaciones peligrosas o de difícil acceso. Con contadores inteligentes leídos de manera remota mediante una solución drive-by, la lectura de los contadores se puede realizar directamente desde el coche y en cuestión de segundos.

Vitens, la empresa de suministro de agua potable más importante de los Países Bajos, abastece de agua de alta calidad a 5,6 millones de personas. Más de 1.400 empleados trabajan cada día para hacerlo posible, incluidos unos 20 trabajadores de campo que entre otras cosas se encargan de la lectura de los contadores de agua.

Para Vitens, la seguridad de sus empleados es una prioridad. Por eso, cuando llegó el momento de sustituir un sistema anticuado, la junta directiva aprovechó la oportunidad para resolver también los problemas de seguridad asociados a la lectura de determinados contadores. En consecuencia, decidieron llevar a cabo un proyecto piloto con 500 contadores leídos remotamente desde ubicaciones que hacían que la lectura manual de los contadores fuera peligrosa y problemática. 

“Las ubicaciones en las que hemos instalado los contadores inteligentes con comunicación inalámbrica integrada son en su mayoría pozos de contadores peligrosos o agujeros muy profundos, sótanos de difícil acceso o salas industriales peligrosas; básicamente, sitios a los que a uno no le gustaría tener que entrar”, explicó Paul Looman, Gestor de proyectos en Vitens.

Tras buscar entre distintos fabricantes y tecnologías, Vitens escogió la solución drive-by READy y los contadores de agua MULTICAL® 21 de Kamstrup. “Probamos soluciones de distintos fabricantes y también distintas tecnologías de comunicación como Lora y FlexNet, pero al final el sistema READy de Kamstrup resultó ser el mejor para nuestro propósito”.

“Para nosotros, la seguridad lo es todo. Nada vale más que la vida de una persona. 
Pero no hace falta ser científico para hacer cálculos y ver que hay un caso de negocio en esta área específica. Los contadores son relativamente asequibles en comparación con los recursos y la mano de obra que invertíamos antes en la lectura manual de los contadores”.

Paul Looman, Gestor de proyectos, Vitens

La seguridad es lo primero 

En total, Vitens tiene alrededor de 4.000 contadores instalados en ubicaciones peligrosas o de difícil acceso. De ellas, se seleccionaron 500 ubicaciones para el proyecto piloto. En la mayoría de los casos, la facturación relativa a los contadores se basaba en estimaciones, pero cada pocos años es obligatorio por ley realizar una lectura manual, y eso suponía un gran riesgo para los trabajadores encargados de la lectura de contadores, según Paul Looman.

“Dependiendo de lo peligrosa que fuera una ubicación, se encargaban del trabajo una o dos personas. Podía tratarse de pozos de contadores llenos de agua, grandes sótanos a los que los trabajadores debían acceder bajando escaleras, o salas industriales con amianto”.

Con los nuevos contadores y la solución de lectura remota, los trabajadores de campo de Vitens ya no tienen que acceder físicamente a los contadores para realizar la lectura. De hecho, en la mayoría de los casos, ni siquiera tienen que salir del coche.

Ventajas de cambiarse a la lectura remota con contadores nuevos

Lectura de contadores en cuestión de segundos

El tiempo y los recursos que antes eran necesarios para la lectura manual de los contadores variaba en el proyecto piloto en función de cada ubicación y sus condiciones y, en consecuencia, era difícil calcular exactamente el ahorro en tiempo obtenido con cada contador. “La cantidad de tiempo que hemos ganado depende mucho de cada situación. Por ejemplo, en algunos casos, los trabajadores de campo primero tenían que vaciar el agua del hueco de un contador para poder realizar la lectura manual del contador”, declaró Paul Looman. 

Sin embargo, teniendo en cuenta la media de tiempo que se invertía antes por contador, de unos 15-30 minutos, está claro que la lectura de los contadores se ha vuelto mucho más eficiente gracias a la solución drive-by READy. “Ahora la lectura de los contadores se realiza digitalmente en cuestión de segundos desde el coche o caminando por la zona, cuando antes llevaba hasta media hora realizar la lectura manual”.

Las opiniones de los trabajadores de campo que utilizan la nueva solución también son muy positivas: “Los trabajadores encargados de las lecturas han adoptado gratamente esta nueva tecnología. Creo que principalmente se debe a que los equipos son fáciles de utilizar y fiables, y además su uso es divertido. Los trabajadores de campo que participaron en el proyecto mostraron todos un gran interés y quedaron impresionados por la muchas aplicaciones posibles”. 

Otra ventaja de la nueva solución es la gran cantidad de información valiosa que pueden proporcionar las mediciones de temperatura. Esta información incluye el riesgo de rotura por heladas, por ejemplo en los pozos de contadores, y que permite a la empresa de suministro tomar medidas preventivas para evitar fugas y les informa de esas áreas en las que la temperatura es elevada o hay riesgo de crecimiento de bacterias, lo que podría deteriorar la calidad del agua.

Éxito del proyecto piloto

Con todos los contadores nuevos instalados y múltiples lecturas, el proyecto piloto ya se ha completado conforme al plan. Pese a una fase de preparación compleja, que incluyó la identificación de las ubicaciones no seguras, así como al arriesgado proceso de instalación y la adaptación de la aplicación READy Manager, el proyecto se desarrolló sin problemas.

Y aunque aún prosigue el debate sobre cuál será el siguiente paso y sobre un plan a largo plazo, se considera que el proyecto piloto ha tenido un enorme éxito. 

“El proyecto piloto ha sido un éxito. READy ofrece exactamente lo que esperábamos: seguridad en situaciones peligrosas y acceso sencillo a ubicaciones de difícil acceso”, declaró Paul Looman, quien también está muy satisfecho con el trabajo con Kamstrup: “En una palabra: fantástico. Ha sido genial trabajar con ellos. Son muy cercanos y profesionales”.

Acerca del proyecto

•  Proyecto: Proyecto piloto con 500 contadores

•  Contadores: MULTICAL® 21

•  Sistema: READy, lectura móvil

•  Estado: Éxito del proyecto piloto, solución en funcionamiento normal

 

Puede que también le interese…

Utilizamos cookies para garantizar un correcto funcionamiento de nuestro sitio web y para recolectar información estadística de los usuarios para mejora del mismo. Al continuar navegando o al cerrar este banner, usted acepta el uso de cookies. Lea más.