¿Cómo influyen positivamente nuestros robots en los resultados de una empresa de suministro?

La automatización es buena para muchas cosas más que para reducir los costes. En nuestra planta de producción completamente automatizada, nuestros robots no solo manipulan los componentes y los contadores, sino que además influyen directamente en los resultados de su empresa. ¿Ha calculado los costes que le supondría que su proveedor no fuera capaz de entregar a tiempo o que la vida útil del contador fuese más corta de lo esperado? Las instalaciones de fabricación de un proveedor de ninguna manera son un detalle sin importancia.

Nuestros contadores de electricidad están diseñados y fabricados para tener una vida útil prolongada. En pocas palabras, nuestro objetivo es fabricar un producto de alta calidad que nuestros clientes puedan utilizar de forma fiable durante 20 años. Nuestras instalaciones de fabricación totalmente automatizadas son una piedra angular para alcanzar este objetivo, ya que nos facilitan un enfoque de cero defectos y un índice de fallos reducido. ¿Aún tiene dudas sobre cómo funciona? Desglosemos las ventajas:

Sin montaje manual
Cuando todos los procesos son automatizados y gestionados por robots, todas las tareas se llevan a cabo exactamente de la misma manera. En. Todo. Momento. Esto reduce el índice de fallos y da lugar a una alta calidad consistente de los productos, ya que los movimientos de los robots son mucho más delicados y exactos en comparación con la mano humana y los robots son capaces de realizar el mismo movimiento una y otra vez sin cansarse ni desconcentrarse. Otra ventaja de eliminar la manipulación manual es que se minimiza el riesgo de dejar residuos en los componentes frágiles, lo que suele hacer que los contadores fallen con el tiempo.

Trazabilidad al 100 %
Cada componente que se integra en un contador de Kamstrup se registra inmediatamente y se puede rastrear a través del código de barras del lote y del código de barras del contador. Esto significa que en caso de defectos en un componente, sabemos exactamente qué contadores están afectados y podemos recuperarlos y sustituirlos rápidamente para asegurarnos de que nuestros clientes solo obtengan contadores que cumplan con nuestros altos estándares de calidad.

El enfoque en la trazabilidad también contribuye a un proceso de instalación fluido, ya que los contadores se embalan con numeración continua, lo que le facilita el trabajo al instalador. Esto solo es posible porque podemos realizar un seguimiento de todos y cada uno de los contadores y componentes durante todo el proceso de fabricación.

Pruebas y verificación al 100 % 
Las pruebas y la verificación son uno de los pilares de un alto nivel de calidad consistente. Por eso, sometemos cada circuito impreso y cada contador a pruebas y verificaciones intensivas de conformidad con las normas IPC. De esta forma, ningún contador sale de nuestras instalaciones de fabricación sin haber superado unas estrictas pruebas de funcionamiento y precisión. Esto está muy por encima de los estándares de la industria, pero es nuestra manera de garantizar que las empresas de suministro de todo el mundo solo reciban contadores que cumplan nuestros estándares de calidad y sus expectativas.

Nuestra planta de fabricación de contadores de electricidad está ubicada en la sede de Kamstrup en Dinamarca. Al estar al lado las instalaciones de fabricación y las de I+D, somos capaces de alcanzar un alto nivel de agilidad en el desarrollo de los productos. O lo que es lo mismo: una nueva función puede pasar de ser una idea y convertirse en un prototipo y después en un contador personalizado fabricado en serie en muy poco tiempo. Casi 10 prototipos pasan por nuestra fábrica cada semana.

Fabricación escalable
La agilidad en I+D de poco sirve si los contadores no se entregan a tiempo y según lo programado. Como nuestros clientes son tanto grandes multinacionales como pequeñas empresas de suministro municipales, hemos creado un nivel incomparable de flexibilidad y escalabilidad en nuestras instalaciones de fabricación para adaptarnos a todos. Eso incluye varias líneas para volúmenes elevados, lotes y prototipos o volúmenes reducidos. 

Al contrario de lo que ocurre con la fabricación en línea convencional, nuestras líneas de fabricación se dividen en celdas separadas que se escalan individualmente. Esto nos permite aumentar la capacidad de una celda sin reconstruir o detener toda la línea de fabricación. De esta manera, podemos aumentar rápidamente los volúmenes de fabricación en caso de pedidos grandes sin causar un retraso en la entrega de pedidos más pequeños. Además, la supervisión en tiempo real de la fabricación nos permite identificar y reaccionar rápidamente ante cualquier problema y solucionarlo sin que afecte al resto de celdas de fabricación. En nuestra planta se fabrican hasta 5 millones de contadores de electricidad al año.  

Personalización al 100 %
Nuestras instalaciones de fabricación, flexibles y ágiles, nos permiten personalizar todos los pedidos de contadores, independientemente de su tamaño. Todos los pedidos se realizan a medida, de acuerdo con las necesidades de los clientes. En la práctica, esto significa que preguntamos a nuestros clientes qué características y funciones necesitan en sus contadores acabados. Todas las empresas de suministro tienen requisitos únicos y nuestro objetivo es satisfacerlos personalizando los contadores íntegramente, desde los componentes hasta el etiquetado final. Por ejemplo, antes de que abandone la línea de producción, se imprime con láser una etiqueta personalizada en la cubierta frontal del contador; puede tratarse de un código de barras único, del logotipo de la empresa de suministro o de la dirección y el número de teléfono directo del servicio de atención al cliente.

Utilizamos cookies para garantizar un correcto funcionamiento de nuestro sitio web y para recolectar información estadística de los usuarios para mejora del mismo. Al continuar navegando o al cerrar este banner, usted acepta el uso de cookies. Lea más.