Eliminación del agua no registrada

Cómo la medición inteligente puede ayudar a combatir la pérdida de agua

El agua no registrada es un problema global. En las redes de distribución de la UE se pierde de media un 23 % del agua potable.

Creemos que la medición inteligente es una herramienta importante para acabar con el agua no registrada. Usted obtiene acceso a la información adecuada en el momento adecuado para poder tomar medidas donde y cuando sea necesario. Porque el agua no registrada no es un mero tema de conversación. Desarrollamos soluciones que ayudan a las empresas de suministro a reducir la pérdida de agua.

Prevención de la pérdida de agua

La reducción y la prevención del agua no registrada y de la pérdida de agua resultan mucho más sencillas y eficientes si se dispone de acceso a la información adecuada en el momento adecuado.

Vea nuestro vídeo y obtenga más información sobre cómo la medición inteligente puede ser una herramienta eficaz para combatir las fugas y prevenir la pérdida de agua.

¿Qué es el agua no registrada?

El agua no registrada es la diferencia entre el agua producida y el agua facturada. En momentos en los que en muchos lugares se acentúa la escasez de agua a la vez que aumenta el consumo, el agua no registrada es un desafío muy real al que se enfrentan la mayoría de empresas de suministro de agua como consecuencia del crecimiento del desarrollo urbano y de la demanda, el aumento de los precios y el envejecimiento de las redes de distribución. Se trata de agua que se pierde a consecuencia de roturas debidas a golpes de presión, de falta de precisión en las lecturas de contadores, de fugas o roturas provocadas por la alta presión, el envejecimiento de las infraestructuras, conexiones ilegales a la red, robos, etc.

Los distintos tipos de pérdida de agua y cómo reducirla

Descargar el libro blanco: Reducción del agua no registrada

Un gran volumen de agua no registrada no solo implica una pérdida de ingresos y un aumento de los costes operativos para la empresa de suministro, sino que también puede provocar un aumento de los costes derivados de las reparaciones de fugas, de los costes energéticos, etc. Por suerte, los avances que ofrecen los contadores inteligentes y la medición inteligente ayudan a proporcionar una mayor transparencia en la distribución del agua. Esto puede facilitar una visión general completa de la red de distribución y de su estado.

Puntos destacados del libro blanco:

  • Identificación del uso de sus recursos hídricos
  • Cálculo del agua no registrada
  • Causas del agua no registrada