La digitalización proporciona resultados medibles

Assens District Heating, Dinamarca

Los contadores con lectura remota, lecturas frecuentes y análisis específicos han permitido a Assens District Heating reducir la temperatura de la red en 6-8 grados. Hasta el momento, la utility ha reducido su producción anual de calor un 2,5 % y las pérdidas en las tuberías un 12 %. Y, en palabras del CEO, esto es tan solo el principio.

En 2013, cuando en Assens District Heating decidieron invertir en contadores de calefacción inteligentes y en una red fija de lectura remota, la digitalización aún era una palabra de moda para muchos, y nadie conocía el valor real de su potencial. Sin embargo, la utility tenía expectativas claras de que datos más frecuentes de los contadores les brindarían mejores oportunidades de optimización. Por eso, pasaron de hacer lecturas dos veces al año a hacerlas con frecuencia horaria; aunque empezaron sin saber cómo manejar y utilizar la gran cantidad de datos.

"No sabíamos exactamente cómo y para qué utilizar todos estos datos, pero esperábamos aprender más sobre la refrigeración y prestar un mejor servicio a nuestros clientes", admite Marc Roar Hintze, CEO de Assens District Heating. En la actualidad, el aumento de la digitalización ha proporcionado varios resultados medibles tanto en el lado de la producción como en la red de distribución.

 

Optimización de operaciones basada en datos

La primera fase del aprovechamiento de la gran cantidad de datos fue la optimización de la red de distribución. Más concretamente, la utility ha sido capaz de reducir la temperatura de impulsión considerablemente. Anteriormente, se determinaba en función de los usuarios finales que vivían más lejos, lo que daba como resultado una temperatura más alta de lo necesario. Actualmente, se ha optimizado basándose en lo que sucede en la red.

"Una vez que pusimos todos los contadores en funcionamiento, nos enfrentamos a una montaña de datos. Pero las herramientas proporcionadas por Kamstrup de repente nos permitieron ver (con frecuencia horaria) la temperatura exacta de toda la red. Basándonos en la digitalización continua de nuestras operaciones, hemos sido capaces de reducir la temperatura de impulsión en 6-8 grados". La utility también ha sido capaz de eliminar las más de 100 derivaciones que tenían en la red.

"A través de la optimización de nuestras operaciones en la red, en los últimos años hemos ahorrado unos 2.500-3.000 MWh, lo que representa aproximadamente el 2,5 %, y hemos reducido las pérdidas en las tuberías un 12 %", explica Marc Roar Hintze. "Los datos nos han ayudado a entender nuestros cien kilómetros de tuberías y lo que realmente sucede cuando, por ejemplo, bajamos la temperatura. Incluso con empleados que tienen 10, 20 y 30 años de experiencia, anteriormente no habíamos tenido nunca una visión completa de las consecuencias de realizar ese tipo de cambios".

En total, la optimización de las operaciones de la red ha generado ahorros equivalentes a 33 EUR por hogar. Además, en la empresa de suministro esperan ganar aún más cuando comiencen la siguiente fase en breve: "Hasta ahora, los ahorros se han generado mediante la observación del volumen y la temperatura del agua que bombeamos. Solo ahora empezamos a estudiar los edificios individuales, los usuarios finales con una conducta energética inadecuada y las instalaciones ineficientes".

Resultados de contadores inteligentes, datos frecuentes y análisis de datos específicos

Centrarse en el usuario final

La optimización del lado del consumidor es un proceso que requiere mucho tiempo, pero Marc Roar Hintze calcula que esto tiene un potencial de ahorro equivalente a lo que ya se ha conseguido. Los datos frecuentes no solo permiten identificar a los usuarios finales con una conducta energética inadecuada, sino también descubrir las causas. "Siempre hemos sabido que había usuarios finales con una refrigeración insuficiente, y ahora podemos ver por qué sucede eso".

El CEO espera que el 80 % del ahorro se pueda obtener del 20 % de los consumidores. "Necesitamos que los datos nos muestren dónde está el mayor potencial para no desperdiciar recursos en busca del 80 % que sólo tiene un impacto muy pequeño. Así podemos ordenarlos según la prioridad y hacer sugerencias específicas para la optimización de las instalaciones de calefacción individuales".
Los datos frecuentes también sirven para evaluar las necesidades reales de renovación de las tuberías de la red de calor. Anteriormente, el estado de la red de distribución se estimaba basándose en la antigüedad o en la pérdida de agua, por ejemplo. Sin embargo, cuando los datos de los contadores de la red se combinan con un análisis innovador, es posible supervisar continuamente la capacidad y la carga, para poder optimizar las inversiones en el mantenimiento de la red. "Ya hemos digitalizado toda nuestra producción, y con los contadores inteligentes y la herramienta de análisis Heat Intelligence ahora también estamos digitalizando nuestra red de distribución", declara el CEO.

"Los datos nos han ayudado a entender nuestros cien kilómetros de tuberías y lo que realmente sucede cuando, por ejemplo, bajamos la temperatura."

 

Marc Roar Hintze, Assens Fjernvarme

Cambio de paradigma en marcha

Marc Roar Hintze cree que la velocidad de la digitalización seguirá aumentando. "Hay un cambio de paradigma en marcha a lo largo de toda la cadena de valor, que se apoya tanto en lo político como en lo reglamentario. La digitalización avanza a pasos agigantados y seguirá haciéndolo".
Aunque el sector de la energía antes estaba muy fragmentado, hoy en día todo está integrado, desde la producción hasta los consumidores, así como la forma en la que se incluirán en sistemas de energía mucho más grandes en el futuro. Y eso es lo que hace que la digitalización sea tan valiosa: "La digitalización nos ofrece la visión general y la transparencia necesarias para navegar en los sistemas, que cada día son más y más complejos".

Para Assens District Heating, la transparencia es también el requisito previo para incorporar las energías renovables en su sistema con la complejidad de fuentes fluctuantes como la energía solar, el viento y el calor excedente. "Ya no se trata simplemente de encender o apagar un motor. Ahora necesitamos pronósticos sobre el viento, el sol, el consumo, etc.", admite Marc Roar Hintze y continúa: "Predigo que alcanzaremos el tiempo real dentro de poco, sobre todo a medida que la cantidad de datos sea más fácil de manejar y más rápida de analizar. Eso nos permitirá ver cosas nuevas".

Incluso hoy, el CEO no tiene dudas de que invertir en la digitalización fue la decisión correcta: "Hace cinco años, tan solo pensamos que podríamos mejorar nuestro proceso de facturación y quizás hacer alguna optimización en el sistema, pero el potencial es claramente mucho mayor. Ya mismo podemos ver el rendimiento de la inversión. Y sabemos que hay más por venir".

Acerca del proyecto

Utilizamos cookies para garantizar un correcto funcionamiento de nuestro sitio web y para recolectar información estadística de los usuarios para mejora del mismo. Al continuar navegando o al cerrar este banner, usted acepta el uso de cookies. Lea más.